Mitos griegos

Agregar a favoritos

Ser tu página de inicio

Comentarios o Sugerencias

Mitos griegos

Los mitos griegos consisten en parte en una extensa colección de relatos que explica los orígenes del mundo y detalla las vidas y aventuras de una amplia variedad de dioses griegos y héroes antiguos. Estos relatos fueron originalmente creados y difundidos en la tradición oral y poética de esta antigua civilización del Mediterráneo oriental, siendo las fuentes conservadas de la mitología reelaboraciones literarias de dicha tradición. Los mitos griegos también era representada en artefactos, algunos de ellos obras de arte, notablemente las vasijas pintadas. Los propios griegos se referían a los mitos y las obras de arte relacionadas para arrojar luz sobre las prácticas religiosas y tradiciones rituales que eran ya antiguas y, en ocasiones, pobremente comprendidas.

Mitos griegos

Los dioses griegos

En la amplia variedad de mitos y leyendas que forman la antigua mitología griega, las deidades que eran nativas de los pueblos griegos se describían como esencialmente humanas pero con cuerpos ideales. Aunque la apariencia física de cada dios es distintiva, tienen el poder de adoptar cualquier forma que elijan. Los pocos seres quiméricos que aparecen, como la Esfinge, tienen sus orígenes en Anatolia o el Oriente Próximo y fueron importados a la cultura griega.

Con independencia de sus formas esenciales, los dioses griegos tienen varias habilidades fantásticas: pueden disfrazarse o hacerse invisibles a los humanos, pueden trasportarse instantáneamente a cualquier lugar, y son capaces de actuar a través de las palabras y los actos de los humanos, a menudo sin conocimiento de quienes usan como canal. Más aún, los dioses son inmunes a las enfermedades, pueden resultar heridos sólo bajo circunstancias altamente inusuales, y son inmortales. Incluso aunque cada uno de ellos ha nacido, creciendo la mayoría desde la infancia hasta la edad adulta, una vez que alcanzan su punto más alto de madurez, no envejecen más

Mitos griegos Cada dios desciende de su propia genealogía, persigue intereses diferentes, tiene una cierta área de su especialidad y una personalidad única; sin embargo, estas descripciones emanan de una multitud de variantes locales arcaicas, que no siempre coinciden entre ellas. Cuando se aludía a estos dioses en la poesía, la oración o los cultos, se hacía mediante una combinación de su nombre y epítetos, que los identificaban por estas distinciones del resto de sus propias manifestaciones. Estos epítetos pueden reflejar un aspecto particular del papel del dios, como Apolo Musageta es ‘Apolo, [como] jefe de las Musas'. Alternativamente el epíteto puede identificar un aspecto particular o local del dios, a veces se cree que arcaico ya durante la época clásica de Grecia.

En estos relatos míticos, se cuenta que todos los dioses son parte de una enorme familia abarcando varias generaciones. Los dioses más viejos fueron los responsables de la creación del mundo, pero fueron derrocados por los más jóvenes. En muchos poemas épicos ambientados en la «edad de los héroes» se dice que los dioses olímpicos se aparecían en persona. Para ayudar a los primitivos ancestros de los griegos los dioses realizaron milagros, les instruyeron en varias áreas de conocimiento útiles, les enseñaron métodos adecuados de adoración, premiaron la virtud y castigaron el vicio, e incluso tuvieron hijos con ellos.

Naturaleza y fuentes de la mitología griega:

Los temas generales relacionados con el estudio de los mitos se discuten en el artículo mitografía. Aunque todas las culturas del mundo tienen sus propios mitos, el término mitología es de acuñación griega, y tenía un significado especializado dentro de su cultura.

 

El término griego mythologia está compuesto de dos palabras:

  • mythos , que en griego homérico significa aproximadamente ‘un acto de habla ritualizado', como el de un jefe en una asamblea, o el de un poeta o sacerdote.
  • logos , que en griego clásico significa ‘una historia convincente', ‘una argumentación ordenada'.

En su acepción original, por tanto, una mitología es un intento de dar sentido a las narraciones estilizadas que los griegos recitaban en las fiestas, susurraban en los altares y contaban en los banquetes aristocráticos. Dado que hay pocos hombres más propensos a reñir que los poetas, los sacerdotes y los aristócratas, las contradicciones son abundantes. Más aún: son parte de la diversión.

Se dispone de varios tipos de fuentes primarias para el estudio de la mitología griega:

  1. La poesía de las eras arcaica y clásica, compuesta principalmente para ser representada en los festivales de culto o los banquetes aristocráticos, y por tanto parte del mythos en el sentido homérico (véase La naturaleza de la mitología griega más arriba). Se incluye aquí:
    • La Odisea , La Ilíada y los himnos de Homero.
    • La Teogonía de Hesíodo.
    • Las obras dramáticas de Esquilo, Sófocles, Eurípides y Aristófanes.
    • Los himnos corales de Píndaro y Baquílides.
  2. Las obras de historiadores como Herodoto y Diodoro Sículo y geógrafos como Pausanias y Estrabón, que viajaron por todo el mundo griego y escribieron las historias que oían en las distintas ciudades.
  3. Las obras de mitógrafos, que escribieron tratados en prosa basados en las investigaciones realizadas para intentar reconciliar las historias contradictorias de los poetas. La biblioteca de Apolodoro de Atenas es el ejemplo conservado más extenso de este género.
  4. La poesía de las edades helenística y romana, que aunque compuestas más como un ejercicio literario que cultural, contienen sin embargo detalles importantes que de otra forma se habrían perdido. Esta categoría incluye las obras de:
    • Los poetas helenísticos Apolonio de Rodas, Calímaco y Antonino Liberalis.
    • Los poetas romanos Higinio, Ovidio, Estacio, Valerio Flaco y Virgilio.
    • Los poetas griegos de la Antigüedad Tardía Nono de Panópolis y Quinto de Esmirna.
    • Las novelas antiguas de Apuleyo, Petronio, Lolliano y Heliodoro.
 

Mitos griegos

volver a: Leyendas Urbanas
Leyendas Urbanas
Leyendas urbanas ©2007