Leyendas Urbanas

Agregar a favoritos

Ser tu página de inicio

Comentarios o Sugerencias

Leyendas Urbanas de España

Antes de nada, seria interesante hablar a cerca de que son las leyendas urbanas . Se trata de relatos que brotan por doquier, muy antiguos a veces, en continua transformación siempre y que se difunden imparablemente por el mundo a través del boca a boca, los medios de comunicación y la Red, y que suponen una forma contemporánea de folklore, que se presentan como sucesos ciertos, historias creíbles, a menudo referidas a un conocido de un conocido (por lo que a veces se las llama FOAFS, friend of a friend stories, «historias de un amigo de un amigo») y que expresan narrativamente preocupaciones cotidianas. A estas leyendas urbanas nunca suele faltarles una buena moraleja, explícita o no: a todos, llegado el caso,  podría llegar a pasarnos algo así...

Leyendas Urbanas

Si hay algo que tienen en común todas estas historias (aparte del hecho de que casi siempre suelen resultar difíciles de creer) es que nunca le han pasado o las ha podido comprobar de primera mano el que las cuenta y que en muchos casos son falsas.

Actualmente, Internet es la principal vía de distribución de estas historias, algunas propias de la Red y muchas otras "adoptadas" del mundo real. Recorren la Red en mensajes de correo electrónico que suelen incluir frases del estilo de: "por favor envía este mensaje a todas las personas que conozcas" y suelen terminar con algo parecido a "No se trata de una broma. Esta es una historia real". Probablemente las más extendidas son aquellas que periódicamente avisan a todo el mundo de que hay un virus que viaja escondido dentro de un mensaje de correo electrónico titulado "Good Times", aunque existen diferentes variantes con otros títulos como por ejemplo "Penpal Greetings".

Leyendas Urbanas

Los bienintencionados pero desafortunados avisos aconsejan borrar inmediatamente cualquier mensaje que lleve este título o cuyo título contenga esas palabras, so pena de que el virus termine con todos los datos almacenados en el ordenador de aquel incauto al que se le ocurra abrirlo y piden que se pase la noticia a tantas personas como sea posible como servicio a la comunidad en línea. Las personas que difunden estos mensajes, que con toda seguridad actúan de buena fe, no hacen más que contribuir a difundir un bulo que dada la facilidad con la que se disemina la información por la Internet termina recorriendo toda la Red y saltando a los titulares de los medios de comunicación con periodicidad alarmante. Y lo peor es que con toda seguridad se puede afirmar que se trata de un bulo, ya que el contenido de los mensajes se visualiza en la pantalla del ordenador, pero nada más, mientras un virus informático, que no deja de ser un programa, necesita ser activado, aunque sea inadvertidamente, para poder llevar a cabo la tarea para la que ha sido creado. Por esto los virus normalmente van ocultos dentro de un programa o documento, en el caso de los virus macro de Microsoft Word, aparentemente correctos que actúan de anfitrión involuntario para éste y acechan a la espera de que se ejecute ese programa o se abra ese documento para poder infectar un ordenador.

Urbanismo

Además, si esta no le parece razón suficiente y ha oído decir que mediante códigos de control extraños es posible conseguir que el texto que se ve en la pantalla se active como si de un programa se tratara y que lleve a cabo su maligna tarea, recuerde que hay cientos (por no decir miles) de tipos diferentes de ordenadores conectados a Internet, y que resulta imposible crear un virus informático universal.

Virus Biologicos

Piense en los virus biológicos. Normalmente, estos sólo atacan a una especie o a especies similares, pero, hasta dónde yo sé, no hay ninguno capaz de atacar a todos y cada uno de los seres vivos del planeta. Pues en el caso de los virus de ordenador, al no existir un lenguaje universal para éstos, la cosa es igual de difícil, ya que es incluso posible que un virus escrito para un tipo de ordenador no se contagie a otro ordenador igual pero que tenga una versión ligeramente diferente del sistema operativo. Si se trata de dos ordenadores totalmente diferentes, sería como hablarle a una roca: hay pocas posibilidades de que se de por aludida.

 

De todos modos, hasta el propio FBI ha llegado a tomar como ciertos algunos de estos falsos virus, así que no se sienta muy mal si alguna vez le han colado alguno de estos bulos.

En cualquier caso, y a pesar de lo dicho hasta ahora, no sería descabellado comparar este tipo de mensajes con un virus informático, no por que lo que dice el mensaje pueda llegar a ser cierto en ningún caso, sino porque si se considera a un virus informático como un software diseñado para privar al usuario de recursos y de su tiempo, la proliferación de este tipo de mensajes ciertamente hace que las líneas de comunicación vayan algo más saturadas, que los servidores de correo les tengan que dedicar espacio en sus discos, y que cada usuario tenga que perder algo de tiempo, por poco que sea, en decidir qué hacer con el mensaje. Piense además en lo que pasa cuando uno de esos mensajes se envía a una lista de correo en lugar de directamente al buzón de un usuario: sus efectos se multiplican por el número de suscriptores de la lista.

Veamos cuales son los rasgos característicos comunes en todas Leyendas Urbanas :

A- Persona a la que le sucedió la historia que te están contando.

  Le ha pasado a alguien muy cercano a quien te lo cuenta, pero sin nombre ni apellido ni posibilidad alguna por tu parte de conocerlo.

  B.- ¿Dónde se desarrolla la acción?

  La acción se puede desarrollar en un sitio muy común como el metro, una cadena multinacional de comida rápida o un cine. Este tipo de historias pretende normalmente el acojonamiento colectivo. Te hacen plantear cosas que jamás habías pensado y no vuelves a comerte una hamburguesa tranquilo.

  La otra opción es que la acción se desarrolle en un lugar recóndito del planeta y poco conocido por la mayoría de la gente, con lo cual allí pueden pasar cosas increíbles que jamás sabrás si son verdad o no, e inconscientemente gusta creerse.

  C.- El entorno de conversación en el que surgen.

  Son historias estupendas para contar en reuniones de amigos. Normalmente las leyendas urbanas siempre salen a la luz durante una noche de copas o una velada de cafés con los colegas.

  D.- Aparecen de forma misteriosa y se difunden espontáneamente en diversas formas.

  E.- Contienen elementos de humor o de horror (el horror a menudo "castiga" a alguien que se burla de las convenciones sociales).

  F.- NO tienen que ser falsas, aunque en su mayoría lo son. Las leyendas urbanas se basan con frecuencia en hechos reales.

Ranking de Leyendas Urbanas

Veamos un recopilación de un gran número de estas leyendas urbanas , algunas modernas y otras más antiguas que además, algunas exclusivas de una zona o zonas determinadas, y otras que se han extendido por casi todo el mundo.
 

Leyendas Urbanas

volver a: Leyendas Urbanas
Leyendas Urbanas
Leyendas urbanas ©2007