Leyendas de Terror

Agregar a favoritos

Ser tu página de inicio

Comentarios o Sugerencias

Leyendas de Terror

La sonrisa del payaso:
La historia que durante los últimos meses se ha extendido como la pólvora en distintas capitales, como Madrid, Barcelona o Valencia, produjo la semana pasada el pánico en Cuenca. Al parecer, a algunos universitarios les habían amenazado con hacerles la "sonrisa del payaso".

¿En qué consiste dicha práctica? En rasgar con un cuchillo las comisuras de los labios, o hacerles sujetar una navaja con la boca (con el filo hacia dentro), y provocarles la risa o gritos. De este modo, la herida se rasga provocando una espantosa herida. Un modo de marcar, como a ‘Joker', a una persona para toda la vida.

Hay quien señala que el origen de tan macabra acción estaba en una apuesta. Apuesta mantenida por dos bandas que estarían de acuerdo sobre en qué lugar y en qué momento se pasaría a la acción. Una acción que consistiría en presentar ante sus rivales el mayor número de víctimas posible, porque, como en todo ‘juego', siempre tiene que haber un ganador. ¿Y quiénes serían las víctimas? Las habría de dos tipos, según el sexo del damnificado.

Leyendas de Terror

A los hombres, se les arrancarían los dientes a golpes, sin importar si se realiza a martillazos o, incluso, con alicates. A continuación tendría lugar un corte amplio, profundo, desde
la comisura de los labios hacia el interior de la boca, a ambos lados, dando forma a una estúpida sonrisa del payaso cuyas cicatrices llevaría el afectado durante toda su vida.

Las mujeres tampoco se librarían del castigo. A ellas les tocaría
elegir, porque con ellas se aspira a dar un trato más ‘benevolente'. Una elección que supondría decidir entre si prefieren ser violadas o quedar marcadas con la sonrisa del payaso. Un ‘mejor' trato que también tendría su contraprestación.
Si no se deciden, sufren ambas cosas.

De hecho, hay gente que asegura que a una estudiante que esperaba para coger el autobús se le acercó un grupo de skins, que iban en un coche, y le preguntaron: “¿Qué prefieres: ser violada, que te rompamos los dientes contra un bordillo o que te hagamos la sonrisa del payaso?”.

Leyendas de Informática

Evite las muestras de perfume:

Fui abordada ayer a la tarde cerca de las 3.30 pm en el estacionamiento de Walmart por dos hombres que me preguntaron cual es el tipo de perfume que yo usaba. Luego, si me gustaría probar un tipo de perfume sensacional que ellos estaban vendiendo a un precio de oferta. Probablemente yo habría aceptado si no hubiese recibido un mail, algunas semanas atrás, avisándome sobre el golpe del perfume.
Los hombres permanecieron entre los autos estacionados, imagino que esperando que otra mujer apareciese. Paré a una señora que iba en dirección de ellos, y la previne que me habían avisado que en los shoppings o estacionamientos había gente que te abordaba para ofrecerte oler el perfume que estaban vendiendo, pero que NO ES PERFUME. ES ETER.
Cuando lo hueles te desmayas y aprovechan para robarte todo lo que llevas de valor y solo Dios sabe qué más. Si no hubiese sido por el mail que con el que me avisaron, probablemente hubiese caído en la trampa.

Reparten calcomanías impregnadas de LSD en la puerta de los colegios:
Según una información distribuida por la Unidad de Pediatría Social del Hospital Universitario del Niño Jesús, una forma de calcomanías llamadas "Estrella Azul", "Pirámide Roja" y "Ventana de Cristal" están siendo vendidas o regaladas a los niños en las escuelas.
Este pequeño trozo de papel contiene estrellas azules o puntos de colores, cada uno de los cuales está impregnado de LSD. La droga puede ser absorbida a través de la piel con un simple manejo del papel.
Se trata de una vieja amenaza para los niños en edad escolar, que ahora vuelve con más fuerza. Leyendas Urbanas .es FM pone a su disposición el mensaje difundido por esta Unidad del INSALUD para que advierta de este terrible peligro a sus vecinos, amigos y familiares.

Desagradable sorpresa por pegar sellos con la lengua:
Una mujer trabajaba en una oficina de correos en California. Un día lamió los sobres y las estampillas en lugar de utilizar una esponja. Ese mismo día se cortó la lengua lamiendo un sobre. Una semana más tarde notó una rara hinchazón en su lengua. Fue al médico, pero no encontró nada raro. Su lengua no estaba dolorida ni nada.
Unos días más tarde, su lengua comenzó a hincharse más y le empezó a doler mucho más, a tal punto que no podía comer. Regresó al hospital y exigió que le hicieran algo. El médico le tomó una radiografía y notó una hinchazón en la lengua. La preparó para una cirugía menor y cuando le abrió la lengua, una cucaracha viva salió arrastrándose.
Había huevos de cucaracha en la franja donde se sella el sobre. El huevo pudo encubarse dentro de la lengua, donde estaba caliente y húmedo debido a la saliva.
TESTIMONIO. Esta es una historia real que informo la cadena CNN. Andy Hume escribió lo siguiente: "Yo trabajaba en una fábrica de sobres. Es difícil creer lo que flota por ahí en esas bandejas aplacadoras de goma. Hace años que no lamo los sobres".
Esto es para todos: "Hace 32 años, cuando trabajaba en un taller tipográfico, nos dijeron que NUNCA lamiéramos los sobres. Nunca lo entendí hasta que tuve que ir a la bodega a traer 2500 sobres que ya estaban impresos para un cliente que tenia una lista de direcciones a las que enviaba información o propaganda periódicamente, y vi varias cuadrillas de cucarachas caminando dentro de unas cajas de sobres donde había huevos por todas partes". La rápida reproducción de estos animales en este tipo de industrias es explicado debido a que las cucarachas se comen la goma de los sobres.

 

Muerte en el microondas
La leyenda urbana que quiero compartir ocurrió en Cuzco. Me la contó mi mejor amigo y el tipo es digno de credibilidad. Le ocurrió a una vecina de la compañera de habitación que tuvo su prima una vez que la operaron de apendicitis
La muchacha en cuestión estudiaba medicina y vivía una vida agitada repartida entre sus estudios y cuidar a la hermanita de 6 años. Un día se pegó la gran borrachera con sus amigos de clase y terminó acostándose con un tipo de su agrado.
Al día siguiente, entre las nubes de la resaca, la muchacha recordó de repente que su madre estaba a punto de regresar de su guardia en el hospital, donde trabajaba en el turno de noche hasta las 8 de la mañana, por lo cual la pobre apenas sí tuvo tiempo de despedirse del sujeto y volar a su casa para que cuando la madre llegara encontrara todo sin novedad, la casa ordenada, la nena desayunándose a tiempo, y ella lista para ir a clases.
El problema fue la ducha... Faltaban ya sólo unos minutos para que la madre regresara y la chica, que gozaba de una abundante cabellera, la tenía toda mojada. Para variar, el secador se había averiado...
No sé si se debió a los efectos tardíos del alcohol o al nerviosismo que le causaba la madre, muy histérica para estas cosas, el caso es que a la chica no se le ocurrió mejor manera de secar su cabello que meter su hermosa melena al microondas. Con un poco de esfuerzo lo consiguió y programó al máximo el aparato. En cuestión de minutos, se secó completamente el cabello justo cuando la madre entró saludando a todo el mundo sin darse cuenta de nada.
Cuando nuestra amiga llegó a la facultad, estaba medio demacrada, con cara de no haber dormido nada, y tambaleándose de un lado para otro. Demasiado incluso para la resaca que podía provocar botella y media de whisky con hielo
Mi amigo estaba presente. Me contó que apenas subió las escaleras para entrar al edificio, se desplomó como un saco de patatas. Estaba muerta... Los doctores, al realizar la autopsia, no le encontraron nada malo en el cuerpo, ni enfermedad ni razón alguna para tal muerte súbita; y hubiese quedado así de no ser porque la hermanita le contó a mamá que antes de que ella llegara se había secado el pelo en el microondas. Los doctores, practicando entonces una la autopsia craneal, encontraron su cerebro totalmente quemado.
 

Leyendas de Terror

volver a: Leyendas Urbanas
Leyendas Urbanas
Leyendas urbanas ©2007