Cuentos fantásticos

Agregar a favoritos

Ser tu página de inicio

Comentarios o Sugerencias

Reflexiones de un narrador de cuentos fantásticos

La justificación por la cual escribo cuentos fantásticos es debido a que me causan un deleite personal y me aproximan a la escurridiza, vaga, fragmentaria impresión de lo maravilloso, de lo lindo y de los enfoques que me colman con seguras representaciones, ideas e imágenes. Mi inclinación por las narraciones fantásticas se corresponde a que se ajustan divinamente con mis tendencias personales; uno de mis deseos más enérgicos es el de conseguir la interrupción o violación transitoria de las irritantes restricciones del tiempo, de las leyes naturales y del espacio. Esto nos gobierna y frustra nuestros deseos de indagar en los infinitos territorios del cosmos, que por ahora se encuentran más allá de nuestro alcance. Mis cuentos fantásticos tratan de alcanzar la impresión del miedo, ya que el miedo es nuestra más enérgica y recóndita emoción. El terror y lo ignorado están siempre conectados, tan profundamente unidos que es difícil crear una imagen terminante de la pérdida de las leyes naturales, de la enajenación cósmica y de los aspectos exteriores. La explicación de porque el factor tiempo juega un papel tan significativo en muchos de mis cuentos es debido a que es un dispositivo que vive en mi cerebro y al que imagino como la cosa más dramática, profunda y terrible del cosmos.

Cuentos fantásticos

Características de su escritura

Mi perfil personal, es decir, mi forma de escribir cuentos es ciertamente una manera individual de expresarme; posiblemente un poco limitada, pero tan vieja e intacta como la literatura en sí misma. Siempre habrá un número establecido de personas que goce de gran curiosidad por el ignorado espacio aparente, y un deseo vehemente por salirse de la morada-prisión de lo popular y lo real, para vagar por las regiones hechizadas llenas de posibilidades y aventuras infinitas a las que solamente los sueños pueden aproximarse: las cuencas de los bosques ancianos, el fenómeno de fantásticas torres y las ardientes y maravillosas puestas de sol.

Cuentos fantásticos

Tipos de cuentos fantásticos

Desde mi punto de vista, concibo cuatro tipos diferentes de cuentos sobrenaturales: uno manifiesta una aptitud o sentimiento, otro una concepción plástica, un tercer tipo informa un contexto general, condición, leyenda o conocimiento intelectual, y un cuarto tipo que muestra un retrato definitivo, o un contexto específico de índole trágico.

¿Cómo construir la atmósfera?

Cuando escribo cuentos fantásticos, pongo exclusivo cuidado en la forma de establecer una atmósfera idónea, empleando el énfasis obligatorio en el momento conveniente. Nadie puede, exclusivamente en las revistas populares, mostrar un fenómeno improbable, imposible o inconcebible, como si fuera una leyenda de actos objetivos. Los cuentos sobre acontecimientos extraordinarios tienen innegables complejidades que deben ser resaltadas para conseguir su credibilidad, y esto solamente puede lograrse tratando el tema con esmerado realismo, descontado a la hora de abordar el hecho sobrenatural. Este elemento fantástico debe causar emoción y hay que poner gran cuidado en la edificación emocional; su aparición apenas debe concebirse, pero tiene que observarse. Jamás debe darse por supuesto este acontecimiento sobrenatural. Inclusive cuando los personajes están familiarizados con ello, hay que fundar un contexto de terror y angustia que se relacione con el estado de ánimo del lector. Un descuidado modo truncaría cualquier tentativa de escribir fantasía formal.

 

cuentos y leyendas cuentos y leyendas

Reconocer los cuentos y leyendas del pasado, y las fábulas de ayer y de siempre, es aproximarse a la vida, es observar nuestra cultura, y a la vez es echar un vistazo a nuestro presente.

cuentos fantásticos cuentos fantásticos

En este capítulo integramos las reflexiones de un narrador de cuentos fantásticos. Al mismo tiempo hablamos un poco sobre sus tipos de narraciones, características y para no ser menos nos deja un par de concejos literarios.

 

Cuentos y leyendas

volver a: Leyendas Urbanas
Leyendas Urbanas
Leyendas urbanas ©2007