Cuentos y leyendas

Agregar a favoritos

Ser tu página de inicio

Comentarios o Sugerencias

Cuentos y Leyendas

¿Qué encanto tienen los cuentos y leyendas , que atrapan con su magia a niños, jóvenes y mayores?

"Charlie y la fábrica de chocolate", "Troya" en su versión cinematográfica, Aquiles y Ulises, la Ilíada y la Odisea, Alejandro Magno, "La guerra de las galaxias", "El señor de los anillos", han vuelto con fuerza para poner en primer plano los mitos del pasado mediterráneo grecorromano, de las culturas del centro de Europa, y de las nuevas creaciones de un futuro a medio camino entre la mirada a los héroes del pasado y la ciencia ficción fabricada por el cine norteamericano. 

Cuentos y leyendas

¿En dónde radica el encantamiento que producen y la fascinación que ejercen?

¿Qué tienen estos relatos, que han resistido el paso del tiempo, y que han atrapado a hombres de todas épocas y culturas?, ¿En donde se encuentra el hechizo que nos hace volver a ellos?, ¿En sus aventuras, en el carácter de sus personajes, en la fantasía y la imaginación de sus historias, en los finales felices o trágicos, en las relaciones humanas que describen, en los sentimientos que los impregnan, en la paradoja de su sencillez y complejidad, en su combinación de lógica e irracionalidad?

Por ellos circulan niños ingenuos, jóvenes atrevidos, hombres y mujeres de toda condición, ancianos sabios; gigantes descomunales, titanes esforzados y héroes valientes; lugares irreconocibles, pueblos, aldeas, y ciudades de fantasía, cielos e infiernos, templos y grutas plenos de energía; fuerzas de la naturaleza, ríos, fuentes, vientos, cavernas, aguas, mares y árboles que cobran vidas inusitadas; animales y monstruos inimaginables; hadas, gnomos y brujas; tiempos originarios y remotos; divinidades, fuerzas ocultas y dioses, poderosos, caprichosos, compasivos, impulsivos, respetuosos, calculadores, emotivos, desplegando sus fuerzas y creando "los campos del bien y del mal" en el juego de la vida.

 

¿Son realmente verdaderos su atracción y su poder de seducción, o son sólo una ilusión, una moda pasajera, como las muchas que ponen en circulación la sociedad globalizada y el mundo de la imagen, reciclable a capricho en el momento conveniente para aumentar los ingresos de taquilla?
¿Será verdad que la vida de los cuentos se acaba con el final de la infancia, arrinconados en el baúl de los recuerdos de unos niños que crecieron y olvidaron las tardes y noches de emociones, miedos y alegrías escuchando los relatos de sus padres y abuelos?

¿Será cierto que los mitos son una reliquia del pasado, que sólo interesa a estudiosos de la historia de la cultura y el arte, la pintura, la música, la danza, la escultura y la arquitectura?

¿Quedarán los cuentos y leyendas, únicamente, para las superproducciones cinematográficas y los espectáculos de masas?

Podemos responder de forma simple a estas preguntas con un "sí" o un "no". Pero la contestación requiere muchos matices, pues muchos son los estudios y análisis que desde todos los ámbitos han realizado los especialistas en psicología, sociología, antropología, pedagogía, psiquiatría, arte, historia, economía y literatura.

Las palabras y el "misterio" de cuentos y leyendas resuenan y mueven "algo" dentro de nosotros. Su fuerza despierta y vuelve a manifestarse cuando un buen narrador, artista de la palabra, los vuelve a contar y recrea su ambiente mágico, o sabe transmitir su poder de encantamiento a la imagen y el cine.

 

EmocionesCuentos y leyendas

Nos atrapa lo que nos emociona; nos hace vibrar lo que nos hace sentir, intuir, pensar, encontrar nuestro lugar, lo que no nos deja indiferentes, lo que nos acerca a la vida.

¿Será acaso que los dioses, héroes, hombres y seres fantásticos juegan la aventura de la vida en el territorio de los sentimientos confusos, oscuros, vivos, fuertes, deslumbrantes e impetuosos? Será acaso que el juego enigmático de los mitos es el juego de la vida en el territorio de lo que verdaderamente tiene peso: sentir, emocionarse, comprender, salir de lo incoloro, de lo insípido, de lo que no tiene tacto, en la aventura personal y colectiva de delimitar, construir y encontrar el territorio de lo humano y lo no humano.

Los cuentos y leyendas nos llaman desde su cercana lejanía con su enigmático, misterioso, complejo y arcano muestrario de relaciones humanas: la amistad, el odio, la envidia, el poder, el amor, la brutalidad, la fuerza, la generosidad, la sexualidad, el fracaso, el éxito, la vida y la muerte, la dificultad, el paso del tiempo, el azar, el destino, la incertidumbre, las etapas de la vida, la superación, el engaño, la seducción, la equivocación, la caída, la vuelta a empezar, la compasión, el respeto, la admiración, la excelencia, la mentira, la falsedad, el coraje...

Volver la vista a los mitos y leyendas del pasado, y a los cuentos de ayer y de siempre, es acercarse a la vida, es contemplar nuestra historia y nuestro pasado, y a la vez es mirar de cara nuestro presente, porque el juego de la construcción de la vida, la individual y la de los grupos de los que formamos parte, es nuestra verdadera aventura 

Es mirar también los cuentos y leyendas del presente, en nuestra sociedad de imágenes brillantes y espectáculos con envoltorios deslumbrantes, verdaderos protagonistas de las aventuras de las nuevas máquinas de seducción: el cine, la publicidad, la televisión, los juegos electrónicos e Internet.

 

Cuentos y leyendas

volver a: Leyendas Urbanas
Leyendas Urbanas
Leyendas urbanas ©2007